Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > ¿Qué hacer? 28
> ¿Qué hacer? 28 <

Aprender de la experiencia. Los últimos acontecimientos económicos y sociales nos han demostrado la fragilidad de los bancos y la exposición a que están expuestos los ahorradores. La socialdemocracia debe demostrar que aún existen propuestas que diferencien sus programas de los de la derecha y animar a sus votantes a seguir confiando en sus políticas seguras y solidarias. Una idea que nace del terror de los impositores ante la posibilidad de perder parte del dinero depositado es la creación de dos tipos de bancos: bancos de inversión y bancos de ahorro. Los bancos de inversión serían los actuales, que están sujetos a los avatares de la economía de mercado, y quienes decidieran trabajar con ellos sabrían de antemano que podrían recibir más intereses, pero que también corren un riesgo. Los bancos de ahorro deberían garantizar el total del dinero ingresado, aunque lógicamente los intereses serían nulos o mínimos, y ser públicos en al menos un 51 %. Las Cajas actuales deberían convertirse en bancos de ahorros y no en bancos de inversión para garantizar el total de los depósitos de sus clientes con el Estado a la cabeza para dar confianza. Si no se hace algo de esta naturaleza, no le quepa duda a los gestores económicos que terminarán por triunfar los mensajes de quienes proponen sacar el dinero de los bancos para dar una lección a los mandamases de la economía. La realidad demuestra que el Capitalismo ha fracasado y que o se renueva o le pasará lo mismo que a otras ideologías que por no ser consecuentes con sus inicios han desaparecido. Casimiro.

2010-12-02, 10:56 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/68341

Comentarios


Cosas viejas
<Mayo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista