Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > ¿Qué hacer? 41
> ¿Qué hacer? 41 <

No existen los superhombres, ni Aznar ni Felipe González lo son, ni todos los que se han colocado en mejores puestos gracias a la política, ni yo, que también soy un simple mortal. Ni siquiera aquella noche de impresionante temporal que hundió al buque-escuela alemán Pamir. El buque-escuela "Galatea" salió de Ferrol y se dirigía a Martinica haciendo escala en Canarias. El comandante, creo recordar que era Nieto Antúnez (probablemente falle mi memoria), salió de su camarote y subió a a la cubierta de popa para dirigirse a la Caseta de Derrota. Subió con zapatos de suela mientras que la marinería íbamos descalzos. Una ola tremenda que barrió el barco le hizo perder el equilibrio y el escoramiento del barco hacia estribor hizo lo demás. Yo, que estaba de guardia con otros marineros en el timón del barco intentando dominarle con difícultad, me lancé hacia él y los dos llegamos antes y con tiempo a la borda del barco a la que nos aferramos con fuerza. No sé si mi ayuda fue determinante, pero no me consideré un héroe. Tampoco en la primavera del año sesenta cuando impedí, como responsable de la guardia, que cientos de marineros del Arsenal de Cartagena pasaran a comer la bazofia que les habían preparado en la cocina. Creo que fue la primera protesta masiva contra el Régimen de Franco. Me libré de ir a galeras gracias a la ayuda del capitán de corbeta Antonio Farré Albiñana y de que a los pocos días una intoxicación de bacalao produjo una diarrea general en el Arsenal que llenó todos los hospitales de Cartagena y provincia. Ni cuando nos opusimos a que la mujer de Franco, doña Carmen, botara la corbeta Diana que había sido modernizada al fallar muchos de sus sistemas. A pesar de las presiones, nos mantuvimos en nuestros informes y doña Carmen se volvió a Madrid sin que los trozos de botella de champán degradasen el fondo del mar. Ningún hombre ha sido nunca más que otro hombre, si acaso algo más útil. Fui nueve años y medio alcalde de Puertollano. Dimití cuando consideré consideré avanzado mi proyecto y me marché a mi casa. Se me ofrecieron la vicepresidencia de la Caja de Castilla-La Mancha, la Presidencia de Minas de Almadén, si hubiera querido otras cosas. Siempre consideré que un político nunca debe mezclarse con el mundo empresarial. Me jubilé de maestro y hoy vivo de mi pensión de maestro de mil setecientos y pico euros. El problema de Felipe y Aznar es que se erigieron en modelos éticos para el pueblo español y el pueblo los vitoreó en los mítines porque los consideró distintos, puros, coherentes, solidarios, reformadores que lograrían la justicia social. No me sirve que se diga que en otros países cobran más, ni que hay jugadores de fútbol y de otras raleas que nadan en el oro. Un líder de las masas siempre debe de ser un líder medio coherente. Ya sabemos que de aquí en adelante, cuando votemos a un presidente del gobierno, corremos el riesgo de estar incidiendo en el consejo de administración de cualquier empresa importante. Casimiro.

2011-01-15, 12:04 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/68697

Comentarios


Cosas viejas
<Mayo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista