Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > ¿Qué hacer? 50
> ¿Qué hacer? 50 <

Cada día intento aprender una cosa nueva de los viejos del pueblo. Me planteaban esta mañana dos ejemplos de pueblos cercanos. En uno de ellos, la gente vive plenamente los problemas de la tierra. Se ve a los muchachos, apenas adolescentes, conduciendo los tractores, y ahora, en la época de la aceituna, a toda la familia colaborando en esta labor tan poco rentable con la misma ilusión que si formaran parte de la empresa más rica del planeta. En un pueblo de al lado, los jóvenes se niegan a salir al campo para la labor más breve y necesaria, y esperan como agua de mayo que comiencen los planes de empleo de la Junta y del Ayuntamiento, porque con esos tres o seis meses de trabajo tienen para tirar todo el año. El primero de los pueblos aludidos, que es Almodóvar del Campo, está transmitiendo un amor por la tierra de padres a hijos, que a pesar de la enorme crisis del campo y de su escasa rentabilidad mantiene un buen nivel de dedicación a la misma. Ocurra lo que ocurra con la crisis, en este pueblo nunca les faltará para comer y disponer de lo más mínimo, cosa que no ocurrirá en el segundo ejemplo. Una de las obsesiones de los partidos de izquierda al comienzo de la democracia fue el convertirse en fábricas de empleo para atender a colectivos necesitados por razones de edad, de sexo, de marginación social, etc., y gracias a esas políticas de empleo muchas familias han podido salir adelante en circunstancias muy difíciles. El problema comienza cuando esas sensibilidades sociales se extienden a colectivos o personas que hacen de esos planes, que deben de ser puntuales y mirados con lupa, un refugio para evitar enfrentarse, como millones de jóvenes, a un mundo del trabajo que exige preparación y sacrificio constante. Por eso, se equivocan los partidos cuando piensan que hablar de política social da votos actualmente, porque el sistema se ha deformado últimamente y hay mucha desconfianza hacia su práctica diaria y cercana. Esta mañana se me ponían ejemplos de su aplicación a dos casos distintos y no he tenido más remedio que reconocer que mis interlocutores tenían razón. Creo que la democracia tiene un trabajo fino por delante para irse perfeccionando y seguro que lo conseguirá si todos colaboramos en la parte que nos toca. Casimiro.

2011-01-30, 18:28 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/68828

Comentarios


Cosas viejas
<Mayo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista