Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > ¿Qué hacer? 86
> ¿Qué hacer? 86 <

La Hospitalidad es uno de los valores menos discutidos. Ni es de derechas, ni es de izquierdas. Es un valor relacionado con el respeto, y mientras para la nobleza y aristocracia tuvo relación con objetivos de índole de poder, de mantenimiento de relaciones que podían tener un beneficio, de intereses sobre los que se echaba una gruesa manta de hipocresía; para la gente humilde, la hospitalidad creaba una ley de esfuerzo por agasajar dentro de la humildad y la escasez, de ofrecer lo mejor al huésped, de compartir, de elevarse de categoría para complacer y demostrar una faceta de humanismo que obligaba a toda la familia, se estuviese o no de acuerdo con el visitante. De ahí que la hospitalidad con que se ha tratado a los Príncipes de Gales en su visita a España ha sido un ejemplo de cómo se debe tratar a los amigos y, a quienes sin serlo, tienen la deferencia o el interés de pasar unos días en ambiente extraño. Pero la hospitalidad entre familiares, amigos, o representantes institucionales, no es un muro que aisla en las conversaciones y evita que salgan a relucir asuntos personales, sociales, nacionales o de otra índole, siempre que se haga con respeto y estando siempre dispuesto el anfitrión a retirarlos del menú en cuanto produzcan el mínimo roce o altercado. No tengo ni idea de las conversaciones que haya habido con los Príncipes, pero como español e iberista me interesa mucho la cohexión entre todos los territorios de la Península Ibérica, y esta visita me ha recordado mucho la situación de Gibraltar. Gibraltar es un anacronismo y mucho más estando como estamos en la Comunidad Europea. Gibraltar es un fracaso de la diplomacia española y europea. No sé lo que sacará Gran Bretaña, aparte de un sistema de vigilancia sofisticado del Estrecho y del Norte de África, tema que puede realizar España actualmente. Pero si ya es intolerable que Gibraltar siga siendo una colonia en suelo Ibérico, lo es más que se haya convertido en un paraíso fiscal. Europa no puede permitir eso, y los españoles tampoco. Porque si cada una de las comarcas o pueblos de España y Portugal nos hubiéramos convertido en paraíso fiscal aquí no habría crisis económica. Habría otro tipo de crisis moral, pero dinero, a espuertas. Y eso es un peligro y un aliciente a otros pueblos, provincias, comunidades autónomas de Europa que pueden ver en ese tipo de privilegios un discurso separatista garantizado. A Cataluña no le interesa objetivamente separarse de España en las actuales circunstancias, pero sí pudiera convertirse en paraíso fiscal, claro que le molaría. Por lo tanto, la diplomacia debe de moverse en el sentido de evitar ese desatino. Sería bueno que supiéramos cuántas empresas españolas están asentadas en Gibraltar y dónde actúan, y cuánto pagan, etc.
Hospitalidad y sinceridad deben de ir siempre juntas. Casimiro.

2011-04-07, 19:00 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/69395

Comentarios


Cosas viejas
<Mayo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista