Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > Desde mi Caviladero
> Desde mi Caviladero <

Ayer de nuevo en el quirófano. Impresiona el quirófano aunque sea imprescindible. Quirófano y economía, así andamos. Tanto sobre diagnóstico, deuda, paro, realidades y consecuencias que repetimos en corrillos, conversaciones familiares, en medios de comunicación...Pocos ciudadanos carecen ya de una información básica sobre lo que ocurre.
Diagnóstico y datos llenan los espacios televisivos; artículos sobre la crisis llenan revistas y diarios; todos imparten doctrina revisando teorías o reviviendo las que jamás tuvieron predicamento.
Pero de lo que nadie se preocupa, salvo del empleo del término en raras ocasiones, es de los cambios que es necesario hacer lenta pero inexorablemente en nuestro sistema productivo.
Vuelvo nuevamente a plantear el asunto del campo. El campo se ha ido abandonando poco a poco porque parecía un sector productivo a extinguir. ¡Todos a la ciudad! ¡La ciudad proveerá!
Estos días, las máquinas y los hombres del campo se afanan por recoger una cosecha de cereales que en la mayoría de los lugares ha sido invadida por las llamadas malas hierbas, debido a la abundancia y a la mala distribución de las lluvias; y en otros, la elevación de los gastos no cubre la inversión, a pesar de la subida del precio del cereal.
Una solución para mejorar la situación y ayudar al agricultor sería, lo planteo una vez más, la creación de un servicio ibérico de cereales que controle y gestione toda la cosecha anual. Así, los intermediarios no se dirigirían al agricultor directamente sino a través de ese servicio, que sería el que negociase los precios. Todos los agricultores estarían conectados a esa red y estarían informados al segundo de la situación del sector y de las gestiones. La red de cooperativas serviría de depósito del grano. El agricultor esperaría tranquilamente en su casa los resultados, que siempre serían mejores que los que obtendría por su propia gestión. Lo resumo: control de la intermediación que abusa de la competencia.
Muchas de las medidas que como ésta se deben poner en marcha para beneficiar al consumidor no se pueden hacer con un Estado fragmentado y unas regiones o nacionalidades que van cada una a su bola. Cataluña asume los hospitales que hemos mantenido y pagado todos los españoles con nuestos impuestos. Vale. Pero se equivocan los catalanes si creen que mientras más lejos de la Península Ibérica, no sé cómo lo van a conseguir, más ricos van a ser. Hay ya en Iberia, comenzando por la banca, no aludo a los lazos sentimentales, a los parentescos, una red de intereses entre todos los ibéricos que es muy difícil romper, y el que los rompa se sentirá con el tiempo más solo y desamparado. Hay políticos que diariamente juegan a eso, a dividir, porque no les importa nada más que su presente y un pito el futuro de los pueblos.
Crear redes ibéricas en todos los sectores, a pesar de la que está cayendo, reforzaría el camino de salida de la crisis y nos haría más fuertes y solidarios. Casimiro.

2011-07-01, 10:16 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/70017

Comentarios


Cosas viejas
<Mayo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista