Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > Desde mi Caviladero
> Desde mi Caviladero <

Para Mario Vargas Llosa la religión es un buen salvavidas en este agitado mar que es la vida comnún, y su expresión popular un síntoma de salud y respeto digno de proteger y admirar.
Ha pasado tanto tiempo que religión y cultura han terminado por fundirse creándonos una profunda conmoción, pues ya no sabemos qué es cada una de ellas. Para Vargas Llosa hay tanta simiente cultural en el hecho religioso y al revés que el ideal creyente se ha convertido en cúpula universal que nos proteje de todas las incertidumbres.
Por contra, Victor Gómez Pin, filósofo de la UAB, tiene claras las raíces filosóficas y culturales de Europa y reivindica un mayor papel del libre albedrío en base a una tradición del pensamiento europeo desde Grecia hasta nuestros días. La religión no puede convertirse en la "savia" de ese camino espiritual que el hombre actual debe recorrer para encontrar su media verdad.
En ese camino sin final conocido o posible, el ser humano debe intentar por sí mismo, en un afán superador incansable, eliminar todas las barreras que su frágil naturaleza tiene ante sí como murallas infranqueables: el miedo, el dolor, la dura competencia, los bajos instintos, la ambición, las mil tentaciones diarias, la envidia...
Los que hemos sido educados en la moral católica lo tenemos muy difícil a la hora de emanciparnos de la dependencia que tanta información religiosa nos ha creado y de sus hábitos protectores.
Además, suponiendo que las grandes religiones fueron en su momento grandes inventos para movilizar pueblos que tenían ante sí grandes aspiraciones, todos debemos admitir que existen fuerzas creadoras, físicas o no, que han conseguido un Universo que nos empequeñece y nos plantea dudas e interrogantes lógicos.
Ahora bien, independientemente de la necesidad personal de creer o no creer en el ejercicio de su libertad personal, lo que sí se convierte cada vez en más necesario, en la selva en que vivimos, es en lograr que niños y mayores consigamos un nivel de formación en valores naturales que nos hagan mucho más autosuficientes y seguros, sin necesidad de recurrir a mágicos artilugios creados para dirigir nuestra voluntad.
Sin renunciar a la religión, padres y maestros deben crear en sus hijos y alumnos una formación humana de ciudadanos libres de pensamiento y acción.
Ya sé que vamos por arenas movedizas y que al final todos somos seres implorantes , pero no estaría de más que Europa, no sólo en lo económico, marcara una manera de ser en lo personal más acorde y unitaria partiendo de su experiencia cultural.
Es una realidad en Portugal y España, y debemos aceptar la autocrítica si queremos que esto cambie a mejor, que para progresar en el mundo de la empresa o de las finanzas, incluso en la propia administración, la pertenencia a una organización política, sindical o religiosa ha sido determinante para encontrar empleo o ascender. Creo que en Alemania, por ejemplo, esto no es así. Pues vayamos aprendiendo, y que cada uno rece lo que sepa mientras tanto ante lo que viene. Casimiro.

2011-09-02, 11:00 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/70331

Comentarios


Cosas viejas
<Mayo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista