Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > Desde mi Caviladero
> Desde mi Caviladero <

Quizá cuando el ciudadano opina sobre los políticos siempre piense en el típico diputado nacional o regional, en miembros del Gobierno, etc. Me niego a creer que en ese momento cualquier encuestado opine pensando en un alcalde o concejal de pueblo pequeño a mediano.
Un concejal de pueblo pequeño es para mí un auténtico héroe. Un concejal de pueblo pequeño o alcalde no cobra sueldo, ni siquiera la gasolina de su coche particular, porque en los pueblos pequeños no hay coches oficiales. No sé si algunos cobrarán dietas por asistencia a plenos o comisiones informativas, la mayoría ni eso.
El concejal de pueblo pequeño tiene su casa abierta a todas horas para recibir a cualquier vecino, lo mismo da que sea la hora de la siesta o la una de la madrugada. También el teléfono a disposición de sus vecinos. Si va al bar es inevitable que se le aborde para cualquier problema, o se le haga una crítica descarada delante de los clientes.
Hace poco, en un pueblo que durante el invierno no llega a los doscientos habitantes aunque ahora hay cerca de mil, el concejal de urbanismo se veía presionado hasta extremos insólitos porque se le obligaba a intervenir en un problema de humedades en la pared medianil que separa dos casas. El concejal, con sana determinación y buena fe, aceptó mediar en el conflicto, un conflicto que ya era de guerra abierta. El problema llegó a enconarse tanto que habló a los vecinos con sinceridad aconsejándoles que acudieran al juzgado que era el competente. La que se armó fue de guerra civil porque ambos contendientes exigían al ayuntamiento que resolviera el problema. Hoy el concejal no se relaciona con ninguno de los dos vecinos, los disgustos le han convertido en un hombre amargado y distante.
Por eso, habría que distinguir entre una clase política profesional y bien pagada que nunca tendría los problemas de los concejales de pueblos pequeños y estos héroes que vayan donde vayan siempre encuentran algún problema inmediato que resolver. Por eso, no se entiende que en las elecciones municipales se haya castigado a alcaldes y concejales por una responsabilidad que no han tenido.
Ahora que vuelve a haber elecciones, deberían suceder dos cosas: la primera, que los causantes de la derrota electoral no vuelvan a presentarse en ninguna de las listas que hubiere, que tengan un poco de decencia; la segunda, que los ciudadanos comiencen a aprender un poco de política y no castiguen a quien no ha tenido culpa de nada. Casimiro.

2011-09-07, 11:16 | 1 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/70355

Comentarios

1
De: una idealista Fecha: 2011-09-07 20:12

cuantos heroes anonimos y no tan anonimos como es tu caso .Gracias por darlos a conocer en tu ultimo libro.Cuanto nos queda aun por aprender.Con mi admiracion por tu labor. Santi




Cosas viejas
<Mayo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista