Foro de debate sobe el iberismo. Casimiro Sánchez.
casimiroscalderon @@ gmail.com
Inicio > Historias > Desde mi Caviladero
> Desde mi Caviladero <

¿La suerte del César o la suerte del Imperio?
Las promesas son tan culpables como los hechos.
En amor, las promesas son más detestables que la propia separación.
En política, las promesas incumplidas rebajan la condición del político, pero, al mismo tiempo, llenan de complejos de culpabilidad y desasosiego a los votantes.
Rubalcaba y Rajoy, que según todos los indicios son quienes tienen posibilidades, han llevado caminos desperejos. Ninguno de los dos es un cómico o un demagogo. Son personas serias. Los dos tienen experiencias para dar y tomar, positivas y negativas, que les han creado un gran conocimiento acumulativo.
Para hacer realidad las promesas electorales en un tiempo real y próximo, considero a Rubalcaba mucho más conocedor de los problemas y de las soluciones, pero sería un cínico si no dijera con franqueza que emerge un Rajoy con una preparación completa y contrastada.
Rubalcaba y Rajoy mantienen posturas ideológicas diferentes, pero también tienen afinidades y metas comunes, y para cambiar este País y acabar con los cainismos es hora que las afinidades no avergüencen y salgan a la luz.
Dicen que ganará Rajoy. Todos sabemos el calvario que le espera. Que la suerte acompañe al ganador.
El primer reto de Rajoy, si gana, es administrar el poder que va a tener: Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, Gobierno de la Nación, Fiscalía General, etc. El uso que haga de ese poder será la corriente del río que dirigirá su barca hacia los remansos o hacia el acantilado.
Ya no podrá vivir, como Jesús, de parábolas o de programas en clave, ya no podrá convertir a los partidos de la oposición en esclavos o poner un bozal a la libertad de expresión, ya no podrá utilizar la subvención para adormilar o comprar, porque ya no habrá tanto como ha habido.
Ya no podrá, porque esta sociedad espabilada va a vigilarle como jamás se vigiló a Presidente alguno, y, estoy seguro, buscará hasta en los lugares más recónditos el euforbio que intente anular todos los venenos que entre todos hemos repartido estos años.
En el mármol del tiempo de nuestra piel de toro hay frases que no se olvidan como las de Edmundo de Ory refiriéndose a España y a los españoles: "El talento no sé si ha progresado tanto, pero ya superamos hace tiempo esa gran inercia del paupérrimo cuerpo sin energías... ".
El talento en España es hoy una de las condiciones para consolidar la esperanza.
¡El talento en Rubalcaba, como en la mili, se le supone!
¡El talento en Rajoy se calificará con nota si sus inmensos dominios no le nublan la mente y le llevan a preferír la suerte del César a la suerte del Imperio! Casimiro.

2011-11-17, 17:48 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://iberista.blogalia.com//trackbacks/70778

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 35.175.191.168 (2018ab1077)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


Cosas viejas
<Octubre 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
27 28 29 30 31    

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

© iberista